Temperatura

Las orquídeas habitan zonas con temperaturas muy diversas, debe conocerse a ciencia cierta de donde proviene una planta antes de decidirse a cultivarla. Las plantas de zonas frías no deben sembrarse en sitios calientes y viceversa, ya que terminan muriendo al cabo de unos pocos meses.

Es importante también garantizar un diferencial de temperatura de por lo menos 8° a 10°C entre el día y la noche para lograr que se active la floración, es decir, que si la temperatura máxima diurna es de 28°C, la temperatura mínima en la madrugada baje hasta 18° ó 20°C.