Medios de siembra

La mayoría de las orquídeas crecen bien sembradas en potes de arcilla, potes de plástico ó en cestas metálicas o de madera. El medio de siembra debe garantizar que el exceso de agua sea evacuado rápidamente y que el aire circule entre las raíces ya que éstas necesitan respirar.

El medio de uso más extendido es la fibra de raíz de helecho, sin embargo, el helecho arborescente (Dicksonia selowii) es una especie en vías de extinción, por lo que debemos evitar su uso. Como variante se puede utilizar carbón vegetal, corteza o troncos de árboles, fibra de coco ó una mezcla de los anteriores.

Nunca debe usarse tierra. El medio de siembra tiene una vida útil determinada por las condiciones de cultivo, por lo general de 2 a 3 años, vencido este tiempo debe cambiarse la planta a otro contenedor con medio de siembra nuevo, a esta operación la denominamos “repoteo”.